Portada de artículo sobre ecommerce

Ecommerce – Qué es, beneficios, tipos y cómo crearlo

Si te interesa el mundo del marketing digital, seguramente hayas oído hablar del “ecommerce”, también denominado “e-commerce”. Pero ¿sabes lo que significa realmente y cómo puede ayudar a tu negocio? Si estás intentando aprender sobre este fascinante mundo, y todas sus implicaciones, en este artículo te hemos preparado una guía para comprender sus principales puntos. Así que, si estás interesado en saber cómo puede ayudarte el comercio electrónico a escalar y alcanzar tus objetivos empresarias, ¡sigue leyendo!

¿Qué es un ecommerce?

El ecommerce, al que también se le conoce como tienda online o comercio electrónico, es la herramienta que te permite vender productos físicos o digitales a través de internet sin necesidad de tener una tienda física. Esto proporciona grandes ventajas, ya no solo para al propietario, sino también a los clientes, que pueden realizar sus pedidos desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar. Su significado viene dado de la abreviación en inglés de “electronic commerce”.

Se trata, sin duda, de un modelo de negocio que está en auge en los últimos años, ya que permite invertir de forma progresiva y reducir los riesgos a la hora de emprender. Además, te permite poner el foco en tu público objetivo de una forma más directa y segmentada.

Una vez desarrollado el ecommerce, con la tienda online visible y operativa, puedes atraer visitantes mediante estrategias de marketing gratuitas como el SEO, las redes sociales o los correos electrónicos.

Beneficios del ecommerce

En un mundo global en el que puedes interactuar, gracias a internet, con personas y empresas de cualquier parte del mundo, los beneficios que proporciona tener un ecommerce son muy elevados. De hecho, si tienes un negocio con tienda física, no contar ahora mismo con tu propia tienda online es una pérdida constante de importantes oportunidades. ¿Por qué? Por lo que te contamos a continuación:

1. Alcance global

Gracias al ecommerce, tu negocio puede llegar a una audiencia global, sin las limitaciones geográficas de una tienda física. Esto te permite expandir tus horizontes y llegar a clientes potenciales de diferentes partes del mundo. Además, te permite fidelizar a tu clientela si, por diversos motivos, quisieran comprar tus productos, pero no se encuentran en tu ubicación.

2. Menores costes operativos

Las tiendas online no dependen de disponer de un espacio físico, lo que reduce los costes de alquiler y mantenimiento. Además, tampoco es necesario contratar personal adicional para atender a los clientes como sí ocurre en una tienda física. Esto repercute en ahorros muy significativos para tu negocio.

3. Mayor disponibilidad

Otra de las grandes ventajas de las tiendas online es que están abiertas siempre, 24/7, y, claro, esto supone una gran ventaja, ya que permite ventas asíncronas sin necesidad de atención en horarios concretos. Si un usuario necesita comprar algo, lo adquiere a cualquier hora, cualquier día y desde cualquier parte del mundo sin requerir asistencia.

Estos serían tres de los principales beneficios, pero existen muchos otros y no siempre relacionados directamente con la venta inmediata. También son reseñables las implicaciones que tiene para la marca y su visibilidad, pudiéndose dar a conocer tu empresa en cualquier parte del mundo, o sin ir más lejos de tu propio país, y las oportunidades de expansión que se te abren.

Tipos de ecommerce que existen

Entrando más en materia, todos los ecommerce no son iguales, sino que existen diferentes tipologías en función del público al que se dirigen y de la naturaleza del propio negocio. Es importante clasificar cada tipo de tienda online para trazar las estrategias más convenientes para nuestro negocio. Por ejemplo, si nuestro cliente es otra empresa, y no es un particular, existen unas estrategias y unas acciones más convenientes que otras. A continuación, te contamos las principales tipologías:

1. B2C (Business-to-Consumer)

Posiblemente, se trate de la tipología que primero se nos venga a la cabeza al pensar en un ecommerce. El comercio electrónico B2C hace referencia a las tiendas online de empresas que venden directamente al consumidor final. Este tipo de tiendas online son las más comunes cuando hablamos de ecommerce y abarcan desde el comercio minorista online hasta empresas de servicios que ofrecen sus productos directamente al consumidor.

2. B2B (Business-to-Business)

Las empresas B2B son aquellas en las que su cliente es otra empresa, no el consumidor final. En este modelo, las empresas venden sus productos o servicios a otras empresas a través de plataformas en línea. Suele conllevar volúmenes de compra más grandes y relaciones comerciales a largo plazo. Los ejemplos más comunes de B2B son los proveedores de servicios para empresas, mayoristas y distribuidores.

3. C2C (Consumer-to-Consumer)

El comercio electrónico C2C es aquel que se realiza entre particulares. En este modelo, los consumidores pueden comprar y vender productos o servicios entre ellos empleando plataformas online que facilitan estas operaciones. Entre las más populares, en esta tipología de comercio electrónico, se encuentran plataformas de segunda mano o de subastas.

4. C2B (Consumer-to-Business)

El comercio electrónico C2B es aquel que se da cuando es el particular el que ofrece productos o servicios a las empresas. Sin duda, se trata de un modelo menos habitual. En este tipo de comercio electrónico, los particulares tienen la capacidad de establecer precios y condiciones, y las empresas pueden optar por aceptar o rechazar estas ofertas. Los ejemplos más comunes de C2B son las plataformas de freelancing, donde los profesionales independientes ofrecen sus servicios a empresas.

5. B2A (Business-to-Administration)

El comercio electrónico B2A es el que implica transacciones en línea entre empresas y administraciones públicas. En este modelo, las empresas ofrecen productos o servicios a agencias gubernamentales, instituciones u otras organizaciones públicas. Entre las plataformas B2A más habituales se encuentran las que permiten la presentación de impuestos, la compra de servicios gubernamentales y las licitaciones electrónicas.

6. C2A (Consumer-to-Administration)

Esta tipología de ecommerce se centran en la venta por parte de las administraciones públicas. En este modelo, los ciudadanos utilizan plataformas online para interactuar con servicios gubernamentales, como el pago de impuestos, la presentación de formularios o la solicitud de certificados. El C2A tiene como objetivo simplificar procesos administrativos y mejorar la accesibilidad a los servicios gubernamentales.

¿Cómo crear tu propio ecommerce?

Aunque antes de crear tu propio ecommerce es necesario establecer una idea y modelo de negocio que sirva como hoja de ruta, el salto al mundo digital se realiza a través de herramientas que son las que permitirán la visibilidad y las transacciones de nuestros productos y servicios.

En este sentido, son muchas las herramientas que podemos utilizar para crear nuestra propia tienda online y que nos permiten desde subir nuestro catálogo o manejar el stock, hasta procesar pagos, gestionar pedidos, crear cupones de descuento y un sinfín de posibilidades más.

¿Quieres saber cuáles son las principales herramientas para crear un ecommerce? Seleccionamos las cinco más populares y te desgranamos cuáles son los puntos fuertes de cada una.

WooCommerce

WooCommerce es una plataforma de código abierto diseñada como complemento de WordPress. Fue lanzada en el año 2011 y, desde entonces, se ha convertido en una de las soluciones para tiendas online más populares del mercado.

Una de las principales razones de su éxito radica en su facilidad de uso y su flexibilidad. WooCommerce proporciona a los usuarios un amplio abanico de opciones para crear tiendas online y personalizarlas de acuerdo a sus necesidades. Esta plataforma permite administrar productos, inventarios, procesar pagos y gestionar envíos de manera sencilla. Además, cuenta con una gran cantidad de extensiones y temas que permiten ampliar sus funcionalidades y adaptar su apariencia visual.

Shopify

Shopify es la plataforma líder en comercio electrónico a nivel mundial. ¿La razón? Porque permite a los negocios crear tiendas online de manera rápida y cómoda. Con más de un millón de tiendas activas en todo el mundo, Shopify ofrece herramientas para gestionar productos, controlar el inventario o gestionar los pagos. También, sus múltiples opciones para la personalización del ecommerce es una característica reseñable.

Además, Shopify proporciona servicios adicionales como Shopify Payments, Shopify Shipping y Shopify POS. Estos servicios complementarios facilitan el procesamiento de pagos, el envío de pedidos y las ventas en tiendas físicas, brindando a los negocios una solución ideal para gestionar sus operaciones. El éxito de Shopify se basa en su enfoque centrado en la experiencia del usuario y su amplia gama de características, así como también el compromiso con su comunidad de usuarios y el soporte al cliente.

Magento

Magento es otra de las plataformas de comercio electrónico más populares. Se trata de una herramienta de código abierto utilizada, principalmente, por empresas más grandes y con necesidades complejas.

Esta herramienta ofrece una serie de funcionalidades avanzadas y opciones de personalización para construir tiendas online altamente escalables y a medida. Magento es conocido por su flexibilidad y capacidad para manejar grandes catálogos de productos. Aunque puede requerir conocimientos técnicos para configurarlo y mantenerlo, es una opción poderosa para aquellos que buscan una solución de comercio electrónico robusta y escalable.

BigCommerce

BigCommerce es otra de las plataformas de comercio electrónico líderes. Esta herramienta permite a las empresas crear y gestionar tiendas en línea de manera eficiente, con funciones de personalización, gestión de inventario, pagos seguros y análisis de rendimiento.

La plataforma BigCommerce destaca por su escalabilidad y se integra con diversas herramientas y servicios populares, como CMS, soluciones de envío, marketplaces y herramientas de marketing. Proporciona funcionalidades avanzadas de SEO y marketing para aumentar la visibilidad y atraer a más clientes potenciales.

PrestaShop

PrestaShop es otra de las grandes herramientas de comercio electrónico más adoptadas en todo el mundo. Esta plataforma permite al usuario crear y administrar tiendas online de manera eficiente. Gracias a una interfaz intuitiva y a sus importantes funcionalidades, PrestaShop se ha convertido en una solución muy completa para la gestión de productos, pedidos, pagos y envíos. Además, cuenta con una comunidad activa de desarrolladores y una gran cantidad de complementos y temas disponibles para personalizar y mejorar las tiendas.

Con un enfoque orientado a la facilidad de uso y la escalabilidad, PrestaShop se ha posicionado como una opción interesante para empresas de cualquier tamaño que quieran hacer crecer su presencia en internet. Estés empezando en el mundo del ecommerce o busques expandirte, Prestaship es una alternativa flexible y adaptable para satisfacer tus necesidades. Con una gran base de usuarios, esta plataforma está en constante evolución y crecimiento para garantizar que la experiencia de usuario en el comercio electrónico sea cada vez mejor.

Como hemos comentado, estas son algunas de las principales herramientas para crear tu ecommerce. Cada una de ellas cuenta con sus propias características, sus puntos fuertes, su enfoque principal y aspectos mejorables, por lo que es importante investigar y evaluar cuál se adapta mejor a las necesidades de tu negocio.

Conclusiones

Ya hemos visto a lo largo de todo el artículo que el ecommerce ha revolucionado la forma en la que las empresas y los consumidores realizan transacciones. Solamente sus beneficios deberían ser ya parte de tu mantra para no esperar mucho tiempo en decantarte por esta opción. Alcance global, menor coste operativo o disponibilidad 24/7, son ventajas muy interesantes y que nos van a permitir emprender una actividad con muchos menos riesgos que el comercio físico.

Además, existen diferentes tipos de comercio electrónico, como se ha apuntado en este artículo, que se pueden adaptar a las necesidades y preferencias de nuestro modelo de negocio: desde negocios B2C hasta los B2B, C2C, C2B, B2A o C2A. El abanico de opciones y de oportunidades que nos abre el comercio a través de internet es, prácticamente, infinito.

Por otro lado, son muchas las herramientas a las que podemos optar desde WooCommerce, hasta Shopify, PrestaShop, Magento o BigCommerce. Cada una se adapta a unas necesidades y a unos requerimientos específicos, por lo que es importante atender a sus principales características. Si tienes dudas o quieres saber más, contacta y estaremos encantados de asesorarte.

El mundo del ecommerce continúa evolucionando a pasos agigantados y es importante mantenerse actualizado de las últimas tendencias para aprovechar esta gran oportunidad. ¿Todavía no tienes tu propia tienda online? ¿A qué esperas? ¡Tu competencia se está frotando las manos!

¿Te ha resultado útil este artículo?

Como has encontrado útil esta publicación ...

Compártelo para que lo vea más gente 😉

Sentimos que esta publicación no haya sido útil para ti!

¡Mejoremos este artículo!

¿Cómo sugieres que mejoremos este artículo?

Escribe tu comentario o consulta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos muy interesantes
X Esta web utiliza cookies con fines estadísticos. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. | Leer más