google analytics ecommerce

[Google Analytics para e-commerce] Qué es y para qué sirve la función Enhanced Commerce

Quieres vender más con tienda.

Vaya obviedad, ¿verdad? ¿Quién no querría vender más?

Por eso aplicas distintas estrategias para aumentar tu ticket medio, mejorar la venta cruzada o conseguir que el cliente te vuelva a comprar.

Pero… ¿y si te dijésemos que estás obviando una herramienta muy poderosa de cara a aumentar tus ventas y que encima es gratuita?

Nos referimos a Google Analytics.

“¿Pero Analtytics no sirve solo para medir?”.

Sí, pero es que medir es lo que te permite optimizar de forma más eficiente toda tu estrategia de marketing para que aumenten las ventas y la rentabilidad general de tu e-commerce.

Seguro que ahora ya ves las métricas con otros ojos. 😉

Nota importante: lee hasta el final el post, porque en el cierre te tenemos reservada una sorpresa relacionada con el post y que te va a interesar (mucho).

 

Qué es Google Analytics y su Enhanced Commerce

Google Analytics es una de las mejores y más completas herramientas de analítica web que existen ahora mismo. Tiene toda la potencia del gigante Google y es relativamente fácil de usar.

Pero además, pensando en las tiendas online de manera específica, Google lanzó el Enhanced Commerce (comercio electrónico mejorado) hace ya unos años. Una funcionalidad diseñada para que tengas toda la información todo sobre el proceso de compra dentro de tu tienda.

Y es que…

…lo que no se puede medir no se puede mejorar. Haz métricas y crea estrategias para que tu sitio de comercio online crezca.

¿Qué puedes hacer con Enhanced Commerce? Un montón de cosas interesantes. Te vamos a contar las más básicas.

 

1. Medir el tráfico de tu e-commerce

¿Sabes cuántos usuarios te visitan? Puedes analizar el tráfico diario, semanal o mensual. Incluso establecer un determinado periodo para conocer el impacto de una campaña, por ejemplo. Así puedes detectar incrementos y caídas.

 

2. Estudiar la rentabilidad de tus productos

¿Cuáles se visualizan más? ¿Qué referencias son las más buscadas? ¿Qué productos se añaden al carrito con más frecuencia? Analizando estos datos vas a saber qué artículos son los más populares. Podrás optimizar tu catálogo y hacerlo más rentable.

 

3. Analizar el túnel de conversión

Cada paso del proceso de compra es importante. Si uno falla, el cliente no llegará a rematar la operación y tú habrás perdido una venta. Realizar mediciones en las distintas etapas te dirá en qué puntos es necesario hacer cambios.

 

4. Saber desde dónde llegan tus clientes

Conocer las fuentes de tráfico te permitirá destinar más recursos a aquellas que te proporcionan más clientes.

¿Facebook Ads  es lo que mejor te funciona?

¿O son las newsletters?

Realizando estas mediciones podrás priorizar las que te generan mayores ventas y nivel de facturación.

 

5. Vigilar las fugas y los abandonos de carrito

Tan importante como cuidar a los clientes que finalizan la compra es conocer los “agujeros” por los que otros se van y dejan la operación a medias. Si sabes por qué se abandonan los carritos puedes intentar recuperarlos.

Y lo mismo si sabes en qué puntos se producen el mayor número de abandonos de tu tienda online.

Como ya estás viendo, con datos (y muchos otros que te proporciona Google Analytics) puedes saber lo que ocurre en tu tienda online, incluso en tiempo real.

 

Entonces ¿Google Analytics es una herramienta imbatible?

Es una herramienta muy poderosa, como todas las que pone en marcha el gigante que controla el flujo de datos a nivel global. Además, es la más extendida. Millones de usuarios en todo el mundo la utilizan para realizar las métricas de sus sitios web.

Pero…

(siempre hay un “pero”)

…la realidad es que la mayoría de los e-commerce no le sacan todo el partido, ni de lejos. ¿Por qué ocurre esto? Hay varias razones:

 

1. Familiarizarse con las funciones puede ser complejo

No hace falta ser un profesional de la analítica web para empezar a usar Google Analytics, pero si quieres ir un poco más allá (y aprovechar realmente lo que te ofrece) hay que meterse un poco en profundidades.

Según tu perfil personal y lo acostumbrado o no que estés a manejar herramientas digitales, puede resultarte sencillo… o no.

 

2. Ofrece (casi) infinita información

Y tú puedes pensar: “pero ¿esto es bueno, no?”.

Más o menos. Parece un “pro” clarísimo, pero también tiene un doble filo: hay tanto que puedes perderte.

Si no tienes una pauta muy clara, recopilarás datos que no son relevantes para tu propósito. No sabrás qué hacer con tanta información. Al final acumularás  informes que quedan sin mirar y que acabarán criando telarañas.

 

3. Hace falta dedicarle tiempo (y no poco)

Para poner la herramienta a funcionar hay que hacer unas cuantas operaciones:

  • Instalar la herramienta y configurarla.
  • Analizar tus necesidades particulares y decidir qué métricas necesitas hacer.
  • Identificar los KPI y establecer objetivos.
  • Trabajar en la optimización, revisarlos resultados e implementar cambios para mejorar la tasa de conversión.
  • Alinear todos tus canales para que trabajen en la misma dirección.
  • Revisar los informes y sacar conclusiones.

Para realizar todas estas acciones con un mínimo de rigor se necesita dedicarle horas. Y tiempo no es precisamente lo que te sobra, ¿verdad?

La realidad es que la mayoría de los propietarios de e-commerce no pueden pararse a programar las métricas en condiciones.

O no llegan a aprender el funcionamiento de la herramienta.

O (en el mejor de los casos) configuran una parte pero no llegan a sacarle todo el partido. No realizan bien las mediciones y pierden oportunidades de negocio.

Lo que necesitan es tener un informe semanal sencillo, con el que poder repasar de un vistazo la situación global de su tienda online…

Así que ya te imaginas por qué, después de algunos intentos, la mayoría de los e-commerce acaban externalizando este servicio y contratando a un profesional. Mas gastos a la cuenta.

Afortunadamente, tienes más opciones…

 

Sí, hay vida más allá de Google Analytics

Después de todo lo que has invertido en poner en marcha tu proyecto de e-commerce, dejar la analítica a medias es un error que no puedes cometer.

Si no quieres complicarte mucho, pero necesitas aprovechar a tu favor todo el potencial de las métricas, te recomendamos probar Nirvine KPI, nuestra herramienta de analítica de ventas para tiendas online.

Es sencilla de usar y te va a proporcionar gráficas útiles sin caer en integraciones complejas.

Además, tienes la opción de probarla 14 días gratis y ver si te convence.

Para registrarte y empezar a ver las ventajas de hacer tus métricas con Nirvine KPI no vamos a pedirte la tarjeta de crédito. Realmente es una prueba sin compromiso, así que… ¿por qué no te animas y lo ves por ti mismo?

¿Te ha resultado útil este artículo?

Como has encontrado útil esta publicación ...

Compártelo para que lo vea más gente 😉

Sentimos que esta publicación no haya sido útil para ti!

¡Mejoremos este artículo!

Otros artículos muy interesantes

Esta web utiliza cookies con fines estadísticos. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. | Leer más